03 octubre 2016

Tobogán de plástico: no.

 ¿Te largaste de pie alguna vez en un tobogán? La Pato se sube y me cuenta que nunca se preocupó si había o no arenero. "Bajé tantas veces de culo que me aburrí y tantas de rodillas que mirame bien, cómo bajo de pie" 
Refrenando hasta que me quemó las palmas de las manos, (manos, porque podrían haber sido pies); el borde derecho astillado, lastimó más. Era un tobogán de madera, cómo olvidarlo. Los toboganes de plástico, para mí siguen siendo de madera, nunca más me largué de culo. Con La Pato nos sacudimos la tierra del arenero vacío, y algunas piedritas encajadas en el mapa, arrugas de su espalda.




Del libro "yatendy"______que espera publicación de pie o...