17 junio 2016

h.....z

Sí, supo que la h le quedaría pegada, postergada por siglos al paladar.

Este milenio llegó una z, desde la punta de la lengua estalactita y le sableó el silencio. Sangró desde el pre paladar la encía hueca del microchip; clic-desliz del labio izquierdo.

Escribió con el chorrillo hasta el cuello y enter-ahogó a la prosternación de la muerte

y desde el hilo violeta-negro de cada tecla algo dijo: